El sistema poético

(Remigio Remington)


Xenófobos del mundo, ¡uníos!

Leí en algún lugar legible 
de mi ecosistema que no
puedo precisar.

En los muros se escribe
cualquier cosa, pensé:
todo lo pensable es también
posible. 

¿Una frase más política que
poética, o lo contrario?

En ambos casos, rebasa 
el entendimiento racional:
no tiene lógica, como consigna
política es absurda, pero su valor
poético no es menor. Provoca.

Causa perplejidad, entre otras cosas.
Causa rechazo desde el primer término
pero convoca a la unión, promueve la
unidad, sólo que de lo rechazable.

Ya es extraño el sujeto, que a su vez
es el pretendido receptor del mensaje:
Es raro dirigirse a ellos, aglutinándolos
en un colectivo orgánico, cuando su
razón de ser es lo contrario, la división,
la discriminación, el rechazo al otro.

Pero más raro aún:  
Xenófobos del mundo… Su sola
enunciación configura una pretendida
unidad que legitima la causa de aquellos
que, si algo quieren, es no unirse, no
mezclarse, no contaminarse.

(No los une el amor, la hermandad, la
solidaridad o la empatía. Los une el
odio al otro, por lo que no podrían
aspirar a ninguna suma o comunión
con ninguna clase de otro, ni siquiera
con otros xenófobos, es decir extraños,
extranjeros, indeseables aunque puedan
cultivar el mismo sentimiento.
No comparten ni el espejo)

Por último, como si no fuera suficiente
la tensión lograda con ese artefacto
semántico de tres palabras, cierra la
consigna con un imperativo: ¡uníos!

Despejando: la frase es tan absurda
como plena de sentido. Un sentido
excesivo, que en cuatro palabras
desacomoda la lógica binaria del
pensamiento  racional.

¿Está mal?  ¿Está bien que esté mal?

La condición poética, como acto,
no se lo pregunta; es ajena a esos
valores provisorios y dudosos.

Su función es alterar y conspirar
contra todo sistema que procure
imponer su lógica arbitraria.

Su función es cuestionarlo todo,
trastocar, desordenar, revelar y
provocar el abandono 
de la comodidad instalada, 
eyectarse de lo previsible para poder
pensar lo impensable. 

Otra versión posible:

Misántropos del mundo, uníos!

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s