Sombras nada más

(Horacio Ruminal)

A veces sigo a mi sombra,
casi nunca la alcanzo:
es la vida, que no alcanza.

No soy de bajar los brazos
ni arrear banderas,  
todo fracaso es parcial:  no
existe el reposo absoluto.

(es la vida, que no alcanza)

Alcancé mi alcancía
sin ahorrar esfuerzos
y salí de compras con mi
sombra, manteniendo la 
distancia social.

Me compré una media sombra:

Ahora tengo sombra y media,
y voy por más:  soy de los que
suman.

Puedo cantar a la sombra de 
mi media sombra y compartir
mi canto y sombra con mi media
sombra:

es la vida que no alcanza-

A veces sumo a mi sombra
(y me hace la segunda)

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s