Admoniciones y Facetas / Por: León de Greiff (1895-1976)

Mecánica Celeste

León de Greiff

La charanguilla que periclitara en el preámbulo del año, que era pretexto a desaprensivas logomaquias, ella; al devanar sonámbulo del ensueño en la vigilia ni vigilante, el dulcérrimo dispender del ensueño en la vigilia y al acre recontrapunto. Como para no decir nada ya era útil la charanguilla y para así no enderezar los ímpetus a alquitarallos en forma de poemillas o de favilas que se beben los vientos o de facecias atán facetas manjar del propio regocijo: los poemillas “intemporales” o destemporizados. Cuando el dela charanguilla era poeta todavía, no se había inventado aún entre “nosotros” la poesía o no se la había traído de los cabellos colgada del pico de las cigüeñas. La reinvención o la importación o reincorporación de la poesía o –precisando- de la auténtica poesía, es de data relativamente fresca. Porque antes existía, pero no autorizada, sin el visto bueno o el…

Ver la entrada original 815 palabras más

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s