Dientes y evolución

(Asensio Escalante)

Somos dentaduras,
los cuerpos no cuentan
sin un número de dientes.
Para ser preciso, hay que
contar con dientes:

Contemos

¿Cómo contar los dientes que faltan?
¿Contamos activos y pasivos?

No termino de contar, las cifras
son siempre provisorias  -me dice
una corona provisoria-

Mientras se espera el conteo
definitivo, caigo en la cuenta.
Hay piezas de naturaleza dudosa:
propias, semipropias, prótesis, 
coronas, implantes y 
vacío: 

Tal vez, lo único propio sea el vacío.

Cantemos al vacío:
Una sonrisa puede más que todo.

Cantemos al vacío.
Todo lo que somos lo debemos
al vacío:  Sin él, no habría nada
que ocupar, no habría ninguna
ocupación digna de este adjetivo
-habría que buscar otro adjetivo-

Seríamos un gran cuerpo a la deriva,
un perfecto ejército de desocupados
en ejercicio;  desocupados estructurales
sin acceso a la movilidad social y a la
igualdad de oportunidades.

El vacío es la única oportunidad:

¡Cantemos al vacío!

Es oportuno consignar: 
Todas las oportunidades están en la boca,
se generan ahí, son emanadas por la boca,
ese vacío donde comienza el metabolismo
y puede acabar el deseo.  Ese vacío desde
donde se emiten las palabras, más o menos
oportunas, como oportunidad.

II
El metabolismo y el placer están asociados,
pero el metabolismo y la belleza, son inseparables.
Los cánones de belleza nos muestran los dientes:

No hay belleza sin unos dientes sanos y fuertes
que ofrezcan una sonrisa atractiva
y garanticen un metabolismo eficiente y sustentable.

(Otras especies, cuentan con los dientes
como arma, concentran en ellos su poder:

Nosotros también, una sonrisa perfecta
es la mejor arma de seducción, así como
una sonrisa sin dientes, reduce drásticamente
las oportunidades del portador de ese vacío)

Otras especies, mastican menos que nosotros,
pero no sonríen. Deben tramitar metabolismo
y deseo con sus dientes:  Con ellos dan cuenta
de su presa, y combaten por las hembras.

Desconocen 
que una sonrisa puede más que todo,
y no pueden hacer propio el pensamiento
positivo:  Sonríe, Dios te ama.

(Los animales, tienen menos necesidad de 
Dios que El de ellos, a diferencia de nosotros,
que sonreímos y reímos y elevamos oraciones
agradeciendo nuestras diferencias con los 
animales)



III
Una sonrisa luminosa
atrae y convoca a otras bocas.
A su sombra, siempre habrá aspirantes, 
pretendientes, auspiciantes, suplicantes
y deseantes inspirados que le canten
a esa sombra -The shadow of your smile-


El poder sonríe a unos buenos incisivos:
Musas, sex symbols y stars system o
estrellas de Hollywood nos muestran los
dientes, que siguen brillando desde el fondo
inmortal de la historia: Rita, Marylin, Brigitte
y tanta otras.  O Gardel, Belmondo, Perón…

Una sonrisa franca, muestra mucho diente 
y hasta encía: no hay nada que ocultar. 
Por el contrario, una sonrisa que escatima,
es para sospechar: quien retacea sus dientes
seguro tiene algo , si no mucho que esconder.



IV
¿Somos dentaduras?

Todas las formas de relación con el mundo
material, y con el deseo, están mediadas
por dientes:   El metabolismo, la palabra, y
hasta la belleza de los sentimientos más
nobles   -Me mordí pa’no llamarte- 
como el remordimiento, son tributarios de esos 
órganos, casi inorgánicos y de consistencia ósea.

Somos seres deseantes, dentados, sintientes,
sonrientes, hablantes, sexuados y ungulados.

Nos podemos morder la lengua, 
que es blanda, pero ella se recupera.
Lo duro no, tiene una duración variable,
luego hay que reemplazarlo u olvidarlo.

Una buena prótesis puede cubrir las
necesidades del paciente y cumplir
casi todas las funciones de los dientes,
con la ventaja de la insensibilidad:
Libra del dolor, y se deja de sufrir por 
algo tan banal como las bacterias.

Una buena prótesis puede, incluso,
mejorar una sonrisa vacilante.

(Dice Perón, exiliado en el Paraguay, ante
un confidente ocasional: “No me perdonan
mi carisma, odian esta sonrisa, tomelá…”
Y se saca su dentadura postiza, ofreciéndosela.

Un símbolo: su sonrisa proteica y convocante,
ese poder tan envidiado como combatido, 
cabía en una mano.  El líder popular, siempre
pedagógico, demostraba que la popularidad
es una prótesis…)



V
Somos dentaduras
Contamos con un número de dientes,
una cifra decreciente:  nuestros ancestros
tenían algunos molares más, la evolución
fue reduciendo su número y llegará el día
en que los dientes serán un atavismo:

Las sonrisas desdentadas destilarán belleza
y será hora de reconocer esa contigüidad:
lo bello, lo vacío.

Los dientes, sólo servirán como objeto
de estudio a los antropólogos, bellos seres
desdentados.

Los economistas, fuente de toda verdad y
razón, con la colaboración interdisciplinaria
de otras ciencias subalternas, sabrán determinar
qué se ganó y qué se perdió con la pérdida
de esas piezas duras, los dientes, que supieron
ser tan útiles como costosos de mantener.

Hay que confiar en las ciencias duras, 
ellas darán su veredicto para saber en forma
fehaciente si el saldo es positivo o negativo,
que al fin es lo único que cuenta, tanto para
la economía como para el metabolismo.



VI
Pero todavía contamos con ellos,
todavía podemos contar dientes,
esos pequeños cuerpos duros.

(Hay cuerpos que cuentan y que no,
algunos ni se dan cuenta que no cuentan.
Algunos cuentan con los dedos,
otros sólo deducen, o tienen acceso
a otras aplicaciones)

Somos nuestros dientes,
dientes contantes y sonantes
para el regocijo de bacterias:

Ellas sobrevivirán a nuestros dientes,
son mucho más antiguas que nosotros.

Contemos

¿Cómo contar los dientes faltantes?

Para cada necesidad, hay una respuesta
tecnológica: 

Una buena prótesis, reemplaza y anula
el sentimiento de la falta, se incorpora
como una extensión del propio cuerpo,
y ofrece la respuesta deseada:

Catorce

Ahora, sólo hay que multiplicar por dos
y sonreir.

Ama a tu prótesis como a tu prójimo,
o mejor:
Ama a tu prótesis como a ti mismo,
o mejor:

Sonríe, Dios te ama.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s