Listas únicas

(Estanislao del Signo)

Hubo un tiempo en que leía
a primera vista, ávido y metódico,
anotaba las palabras dudosas o
desconocidas en una lista:  era
un asiduo lector del diccionario,
una forma de incorporar vocabulario.

Hubo un tiempo en que hacía listas:
(Se puede hacer listas de todo) de los
libros a leer, de la música que quería
conseguir, de las ideas a desarrollar,
de los poemas a escribir…

Hasta se puede hacer una lista
de las listas que se podrían hacer.

Listas que daban lugar a otras listas:
Por caso, pude redescubrir la música,
incorporar conocimiento y volver a
esa pasión abandonada.  Entre el rigor,
la disciplina autoimpuesta y el caos del
autodidactismo, se filtraba el placer
de componer.  Luego, había un material
que ordenar: una lista para los temas que
había que trabajar, otra para los que estaban
armados pero faltaba algún retoque; otra
para los que parecían interesantes pero no
estaban resueltos, y otra, con aquellos que
eran sólo un esbozo, una idea en germen
que esperaba un desarrollo… Y por último,
una lista con aquellas obras que consideraba
acabadas, listas:  Listas para ser expuestas
ante quien quisiera oír  (como no tenía un
público exigente, ni ningún otro, no había
ningún apremio y podía seguir haciendo
listas)

Para mantener en forma los dedos, tenía
un lista de ejercicios obligados, práctica
diaria, a los que iba agregando otros.

Hubo un tiempo en que toqué con otros,
distintas experiencias de ensambles, tríos,
dúos, antes de retomar mi condición solista.

 
Una experiencia que enriquece al músico,
nativo o por opción: compartir, escuchar al
otro y reconocerse parte de algo colectivo.
Y claro, la oportunidad de confeccionar
una lista de temas a ensayar.

Hubo un tiempo en que casi no tocaba;
afectado por problemas posturales y tensiones
no resueltas, la disposición física acotaba los
tiempos y la práctica mecánica se reducía a
repetir un repertorio para no perderlo:
Tenía una lista de estudios y composiciones
ajenas y propias que tocaba siempre, privilegiando
los de mayor dificultad  (que eran los que generaban
más tensión:  un círculo vicioso)

La rutina repetitiva, sólo puede sostenerse sobre
una buena condición física y un interés sin mengua:

No fue el caso.
Hubo un tiempo en que casi no tocaba.
Hubo un tiempo en que casi no leía.
Hubo un tiempo en que casi no escribía:

Hacía listas.

Este texto fue escrito hace años,
estaba en una lista de material no publicable,
escritura descartable.  

Pero… ¿Cuál no lo es?

Me preguntaba mientras armaba una lista.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s