Líder positivo

(Epifanio Webber)

Creo que no merecimos ganar,
el resultado es engañoso, no
refleja lo ocurrido en el campo
de juego, donde fuimos claramente
superados.

Pero el fútbol es así, imprevisible,
y eso es lo bueno de este deporte:
no respeta méritos ni lógica, no se
impone necesariamente el mejor.

Por eso nos apasionamos, 
es lo suficientemente injusto como
para ser un sentimiento, un juego,
una pasión, un espectáculo, un
negocio y el deporte más popular
de las mayorías humanas.

Las pasiones no son justas,
son arbitrarias, son pasiones.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s