Víveres ajenos

(Remigio Remington)

Vi vencer
y vivenciar el propio
vencimiento
como fracaso y oportunidad.

Vi lo provisional
en su asidero vertical:
Vi al viandante feliz
en su visión binaria,
e infeliz.

Vi vigas resistiendo
el paso de los víveres 
ajenos.

Vi más de lo que pensaba:
Ver para creer, pensé,
más no para pensar, barrunté.

Miré mi espada
y vi que amancillaba,
ya vencida y carcomida,
su puro óxido
en plenitud de funciones.

Vi acumular, dilapidar, clasificar:
ví más de lo que hubiera podido nombrar,
querido ordenar, deseado olvidar.

Fragmentos vigorosos
de humo puro,
filamentos gozosos
de un rumor acérrimo y vigente
entre dos signos circulares.

Vi cebar, antiguas sedes
con los restos diurnos
de un señuelo retráctil e inconsútil

Ví caer y celebrar.
Ví vertir por la ranura,
vi aprobar, vi invertir
el orden de la prueba.
Vi ver y vi callar.

II
Me volví,
para volver a verme
y en lo posible ser verificado
en tiempo y forma por
mis órganos competentes.

Ví verificar vencimientos
consensuar consignas
y elevar oraciones
ante el paisaje de términos
y el pasaje de fluído humano
a banalizar según protocolos
acordados.

Entreví:  ávidas aves rozagando
entre pólipos y pólices,
y entre jirones no binaries
entre sí.

Ví más de lo que podía pensar.
Miré mi espada, el óxido postrero.
Pensé en no verme y temblé….

Después se me pasó.
Tomé un vitagenol
y vi lo negativo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s