La duda sublingual

(Onésimo Evans)

La semiduda
 dada u obtenida

 (por medios artificiales o
 sobreartificiales)

 debe mantenerse
 semisumergida
 en el borde de la lengua
 hasta alcanzar el punto justo
 o la consistencia deseada

 (sin lenguaje no hay deseo,
 lo que no se emite se padece)

 Para que todo precipite
 hay un precio a pagar,
 a consensuar: no precipitarse

 Hay que capacitarse
 para optimizar recursos
 y reducir los márgenes de error

 Hay que saber renegociar
 como René, que ahora es sustentable
 y no binarie y ya no duda
 de la falta de definición:

 Hay que saber reperfilarse
 y llegado el caso reconvertirse

 Vecina, no me haga caso,
 ni mire con desconfianza
 No vengo en son de venganza
 Hace tiempo que no vengo

 Sólo me aveciné como cualquier
 hijo de vecino y vecina

 Vecina, no me haga caso
 no confíe en terceros
 o prójimos supuestos o dudosos
 Verifique, tome recaudos,
 averigüe antecedentes:

 Cada sujeto es un mundo
 No podemos entender todos los 
 mundos, apenas procuramos  entender
 uno, aspirando a un conocimiento
 parcial   (Por lo que sabemos, este mundo
 no es un lugar seguro, ni confiable
 ni deseable, pero los otros
 pueden ser peores)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s