Mirá lo que te estás perdiendo

(Tomás Lovano)

La relación de necesidad
 resiste los avatares
 de la intemperie óntica,
 las condiciones de reproducción
 del deseo y el avance de la fibra óptica.

 Uno decide,  otro dispone
 y hay quienes sólo necesitan
 sentirse necesitados.

 Un necesitado, nativo o por opción
 debe saber que no está solo.

 La relación de necesidad
 explica la mayor parte de las conductas
 y vínculos entre mamíferos vertebrados.

 ¿Me explico?
 Le pregunté a un picahueso que picaba
 y picaba, concentrado como un participio
 (picaba y replicaba soberano
 sobre un poema de Picabia)

 Lo importante es el ritmo
 compañero
 me dijo sin dejar de repicar y sin
 dejar de sostener el suyo,  el resto
 es accesorio.

 ¿Quién  oyó?

 Me pregunté en silencio
 (un silencio de corchea)

 Oíd el paso de los puntos suspensivos

 Oíd el paso de la necesidad
 por el agujero negro del sentido.

 Oíd el canto del ruiseñor.
 Oíd el vuelo del avutarda, 
 el movimiento del tardígrado…
 Oíd como todo se reduce:

 Oíd el canto de los pichones en sus nidos.
 Oíd el canto de los emprendedores empedernidos.
 Oíd el canto del reciclador urbano

 Oíd el canto del ruiseñor
 Oíd el canto del reducidor
 empoderado…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s