Stig Dagerman despierta a la serpiente

maranasati a las tres

Publicado en: Suicidio AutónomoEstudios para una comprensión de la muerte voluntaria

Autor: Juan Nicho

Fecha: Primavera 2004

“No despiertes a la serpiente /

mientras no sepa el camino a seguir…”

                           Shelley

 

   Suele ser complicado confrontar amor con felicidad, entusiasmo y constancia, justicia y paciencia, anarquía y suicidio. Suele convertirse semejante empeño en una debacle estrepitosa llena de buenas intenciones empedrando un nuevo camino al infierno. Algo así le debió de ocurrir al bueno de Stig Dagerman, caballero andante de una felicidad que se justificara por sí misma y por la de los demás.

   Es asombroso cómo puede un autor reconocido y celebrado en su tiempo precipitarse de esta forma en el abismo del olvido. ¿Quién sabe hoy en día quién es Stig Dagerman? Y sin embargo, tuvo en su tiempo, en la posguerra vivida en Europa, un papel importante y en el que sus palabras…

Ver la entrada original 1.413 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s