Autosuperación y Resiliencia

(Tomás Mercante)

Vos también podés resignarte.
 Desde una actitud positiva
 y ante una realidad hostil, indeseable,
 que no ofrece certezas ni oportunidades,
 la resignación inteligente
 puede ser una buena decisión.
 
 
 Hay que ser decidido,  aventurarse  
 a la resignación, es una oportunidad de
 integración.
 
 
 No estás solo, unas vez resignado
 podrás disfrutar de todas las ventajas
 de pertenecer a un colectivo inorgánico
 pero mayoritario, y con vocación de crecer.
 
 
 No te resignes a la marginalidad.
 No tenés por qué sentirte diferente.
 No estás sólo:  todos somos únicos.
 Yo también era un inadaptado, pero gracias
 a la resignación controlada, pude superarme
 y gozar del sentido de pertenencia.
 
 
 Vos también podés ser un resignado.
 Aceptar te transforma, negar te paraliza.
 Aceptate.
 
 
 La realidad es conflicto, no se puede
 cambiar el mundo: quienes lo intentaron
 terminaron mal, o bien, se resignaron y
 reconvirtieron.
 
 
 El que no se resigna, vive en tensión,  
 malgasta sus energías, padece y se amarga.
 El resignado se adapta a todo y sobrevive.
 Es lo que hay,  acepta sin conflicto.
 La resignación prolonga la vida
 más allá del sentido.
 
 
 Todos tenemos algo que resignar.
 No todo está perdido.
 Resignarse siempre suma.
 Sumate.
 
 
 Emprender la resignación
 puede ser trabajoso, pero es una decisión
 cargada de futuro:  asegurá tu futuro.
 Vení, la resignación te necesita,
 vos también podés sentirte necesario.
 
 
 Decidite:
 Animate a emprender!
  





Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s