Hongos y poemas

El mundo está lleno de hongos,
algunos aptos para el consumo
humano, otros venenosos.


Una cantidad no despreciable
nos pasan desaprecibidos.


El mundo está lleno de hongos,
ni animales ni vegetales:
constituyen una categoría aparte
dentro de los organismos vivos.


Como los poemas.


El mundo está lleno de poemas.
Una cantidad no despreciable
suelen pasar desapercibidos.


Los hongos se reproducen con facilidad,
y viven de los desechos de otros organismos.
Como los poemas, proliferan a partir de
materia muerta.


La descomposición es un signo vital,
la forma en que la vida se recicla
gracias a la muerte.


El hongo posée un metabolismo simple:
sólo necesite un poco de materia orgánica,
viva o muerta, y un poco de humedad.


Como los poemas (aunque la poesía puede
ser seca y dura)


El mundo está lleno de hongos
y de poemas
en continua expansión.


La naturaleza expansiva
de hongos y poemas
es la forma en que la evolución resuelve
la perdurabilidad de la condición efímera.


La vida útil de un hongo
es acotada, casi como la de un poema,
pero en condiciones normales
ambos parecen aceptarlo sin conflicto.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s