El soñador insomne

(Ricardo Mansoler)

Sábanas más, sábanas menos
cuando un cuerpo se une a su sombra
la realidad se escurre entre las formas 
provisorias.

¡Dromedarios del mundo, uníos!
dijo una voz popular
¡Unámonos! 
replicó un asociado recién incorporado

Si la sábana es corta, urge mantener la calma
y redistribuir los cuerpos

Si se pierde contacto con la realidad
lo más sano es retraerse
para que el poema no naufrague en aguas 
inhóspitas o incultas o peor:
encalle en ese mar de sinsentido humano
(esta frase no me pertenece)
que llamamos realidad.

Pero la realidad siempre ofrece un flanco
más débil, un ángulo impreciso, un costado
poético, un rincón, una ranura, una grieta,
una fisura, un resquicio, un intersticio, un
orificio de salida,
a saber:   una oportunidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s