Ocean Vuong y Homero

De donde sale un poeta: La historia de Ocean Vuong, poeta vietnamita, premiado en EEUU…

Notae Tironianae

Ocean Vuong es un poeta vietnamita que, a los dos años de edad, huyó con su familia a Estados Unidos, donde reside y trabaja desde entonces. El hecho de que el país que le acogió sea el mismo que provocó su huida vertebra el que fue su primer poemario, Night Sky with Exit Wounds (2016), que fue libro del año para The New York Times, The Guardian y el Huffington Post, así como ganador del prestigioso premio inglés T. S. Eliot (2017), y de los americanos Whiting Award y el Forward Prize. Este poemario fue traducido al español por Elisa Díaz y publicado por Vaso Roto en 2018, con el título de Cielo nocturno con heridas de fuego.Night Sky with Exit Wounds

En él Vuong, a quien su madre renombró Ocean ya en Connecticut, cuando aprendió la palabra y supo que se refería a un cuerpo de agua que toca muchos…

Ver la entrada original 1.396 palabras más

MAGDALENA CHOCANO. 3 POEMAS, DE "OBJETOS DE DISTRACCIÓN"

TRANSTIERROS





aaron ruell







[28]
en su viaje la luz va envejeciendo
(tal vez ya no es tan rápida)
su juicio espectral
es inapelable
por lo insonoro
pero no hay que tomar a la tremenda
su lenguaje





[43]
aquí titila esa rosa de teoría
en la que se enfrascan los amigos
de algo no muy ajeno
algo que se desintegra
casi casi
la noción de rosa
envolvente
(como es)
dramática
(como es)
se zafa
de los elementos más livianos
su red de rayos sin luz
se dispone
en un gran campo
veloz
simultánea vacila
se duplica sin duplicidad
eliminado el brillo
no se ha eliminado el ser
se lamina
sustantivada
ruma o bitumen
esquisto



[44]
una comedia
con nuevas tecnologías de disparo
hay que conocer la roca
simular detonaciones
simular daños
simular control
con exactitud
lo telúrico
lo magnético
lo irrisorio calcular
fragmentería aceptable
repetición de episodios
la voladura
semeja lo telúrico

Ver la entrada original 18 palabras más

Aceptar

Para cada pregunta
hay un destino
aún cuando no haya destinatario

Para emprender fracasos
hay que capacitarse
es decir,  invertir:
decir es invertir

Hay más sentidos que destinos

Todo fracaso
es parte del sistema binario
La revolución fracasó, pero
el fracaso es parte de la evolución

Somos seres seriales
-salvo los fuera de serie que somos
únicos e irrepetibles-

Oíd
como rebota la palabra escrita
en el sentido acotado, connotado, conocido

Oíd
como cunden los ecos de otras voces
secuenciadas

Oíd,   la reproducción del goce ajeno
en el ojo del prójimo
al reconocer y aceptar nuevas acepciones

Oíd ese murmullo consensuado
que fluye y nos protege
de la intemperie óntica

Sólo la inversión tiene futuro
Sólo la inversión provee sentido
a nuestras aspiraciones

La repetición es la mejor inversión

Sobre ‘Espacios Habitables’ de Daniela Prado

Michael Benítez Ortiz

¿dónde vivo yo si las palabras son mi casa?

María Gómez Lara

1

Estructuras mínimas

Aquí: un casa. Y una joven que vive sola en esa casa. La soledad dura media hora en la ducha (sí que desperdicia agua: la tristeza es antiecológica), se echa pestañina, el sticker en el espejo dice que el vestido le queda bien lindo. Un colibrí duerme en el lavaplatos.

Hay un detenerse en el ritual de cocinar, olfatear el presente, mientras el mundo sucede afuera, terco, inevitable.

La joven se escapa del encierro, llora en la plaza: sabe que todo el llanto del universo cabe en una lágrima. Que la tristeza no es exclusivamente humana, aunque solo estos tomen antidepresivos.

Volver a casa, tirarse en la cama, plasmar la silueta de los huesos extranjeros.

La palabra agrietada también es hogar. Por el techo se entra el agua, caen gotitas en la cara de la…

Ver la entrada original 638 palabras más

PRIMICIA: RÓGER SANTIVÁÑEZ / BALARA

TRANSTIERROS






fernanda pineda 




EL FULGOR FUGAZ

1.

Muerte solitaria sobre corazón
Pura carne penetra la oscura
Solapa se escribe su canción
Trémula llama vive en el
Plumaje del pájaro volátil
Hilos de sangre me alcanzan
Ahora mares se entreveran
Se sucumben en olvido no
Guijarros saltando entre el oleaje
Cosas lívidas esparcidas con la mística
De una obsesión translúcida soy el
Poema dormido el aire de esta nieve
Firmamento que el río refleja esquirlas
Rumores idílicos soleados soledosos
No hay nadie en mi experiencia personal
                 Vallejo

2.

Fuego oculto corazonal sangres
Rumbo de la rumba añosa que
Dulce mañosa empluma abisal
Por el barrio te encontré primor
Con tus cables chicoteados &
Un naranjal quemado por recuerdo
Pomada untas en la sola tarde
De tus orines sacros melancólicos
Fascinantes chorrean por tus muslos
Ahora que el aura de la aurora
Aurea alcanza tu cholo pelo lacio
Nadie me conoce empuña…

Ver la entrada original 207 palabras más

Manuscrito encontrado en una Burbuja

Yo vivo en una burbuja
No es fácil, hay que saber elegir: 
hay burbujas y burbujas, cada 
burbuja es un mundo.

Hace falta buscar, comparar, descartar
hasta dar con la burbuja perfecta,
un proceso que lleva algún tiempo.

Luego, hay que adaptarse a la burbuja
elegida. La adaptación es una cuestión
de tiempo: hay un tiempo.

Todas las burbujas son perfectas
y efímeras, dos condiciones de difícil
convivencia para la opinión pública, tanto 
como para el observador imaginario
que vive en su burbuja.

Para el que mira sin ver
el aire es aire nomás,
y las burbujas son aire, encerrado
en esa vana pretensión de ser algo
distinto del aire que las rodea.

Yo vivo en una burbuja:
No es fácil, 
mucho menos para una burbuja

(No es bien visto entre burbujas
esta ocupación temporal, aunque
es sabido que la vida parasitaria
representa casi el 70% de la vida
conocida)